Para resolver los apegos mentales hace falta constancia y compromiso con uno mismo.

Si no abandonas, resolverás tus apegos mentales.

Apegos mentales, ¿cómo resolverlos?

Los apegos mentales son pensamientos a los que recurrimos sin darnos cuenta y que ocupan mucho tiempo en nuestra vida.
Todo ese tiempo que nuestra mente está agarrada a esos pensamientos, vivimos enganchados a ellos.
Con frecuencia esto nos resta energía y ganas de luchar, sobre todo si son pensamientos tristes, de desvalorización o de culpa.

¿Por qué tenemos apegos mentales?

Los apegos mentales pueden estar relacionados con experiencias vividas en la infancia o la adolescencia.
Pero también pueden provenir de dinámicas familiares que asumimos como propias. Por ejemplo, cuando nuestra familia tiene apego a cierto pensamiento, quizá nosotros heredemos la misma costumbre.
Otras veces puede deberse a motivos más profundos, relacionados con un trauma, el momento del nacimiento o incluso a experiencias antiguas de la saga familiar. Pueden ser experiencias que quizá incluso desconocemos, pero la energía de aquellos acontecimientos llega a nosotros y por fidelidad a nuestra saga y de forma inconsciente, la asumimos como propia.

¿Cómo resolver los apegos mentales?

Para resolver los apegos mentales podemos recurrir a las Constelaciones Familiares. Esta es una excelente forma de movilizar y  poner en orden esas energías del pasado.
En Constelaciones Familiares se trabaja de forma muy dulce, sin remover el dolor. Las Constelaciones suelen traer fuerzas y alegría a todos los participantes de una forma inmediata y muchas veces basta una única sesión para sentirnos mejor.
También podemos ayudarnos con algunas herramientas de control mental. Una de ellas consiste en obligarnos a parar el runrún de la mente cada vez que aparece un pensamiento recurrente. Este ejercicio requiere constancia pero, si no abandonamos, nos ayudará a profundizar en los orígenes de nuestros apegos mentales.
También es eficaz utilizar algún tipo de anclaje, como los que se aprenden en los cursos de Gestión Emocional. Los anclajes nos ayudan a centrarnos en el presente, en el aquí y ahora.
En la Escuela Reikiterapias encontrarás estas dos opciones de trabajo interior, las Constelaciones Familiares y los cursos de Gestión Emocional con Meditación.