Cómo elegir un tema para constelar es la clave de avanzar deprisa en los talleres de Constelaciones Familiares. Después de un taller todo el mundo sale equilibrado, fortalecido, con ganas de afrontar la vida.

Trabajamos restableciendo los Órdenes del Amor y resolviendo dinámicas del pasado que nos están haciendo daño ahora.

Cómo elegir un tema para Constelar

Pensar un tema para constelar suele resultar difícil.

Con frecuencia tenemos varios asuntos pendientes y no sabemos elegir sólo uno.

Si nos han diagnosticado una enfermedad grave, pero nos duele desde hace tiempo un conflicto de pareja, ¿cuál de los dos es el bueno?

En nuestros Talleres de Introducción a las Constelaciones Familiares te vamos a ayudar a decidirlo al empezar tu constelación. Como norma general, elige siempre el asunto más urgente para ti en este momento.

En este caso, entre constelar el conflicto de pareja y constelar la enfermedad, es mejor dar prioridad a la enfermedad.

Al Constelar, ¿qué consideramos urgente?

Consideramos urgente un tema, cuando está acuciando a la persona con mucha intensidad.

Salvo excepciones, el presente siempre es más urgente que el pasado. La fuerza está en el presente y mover energía sobre el presente moviliza toda nuestra vida de forma global.

¿Por qué empezar por lo urgente?

Quizá las relaciones (mi madre, mi pareja…) puedan parecer temas importantes, pero si ahora mi miedo es que no consigo vender mi casa, entonces mi tema es la casa.

Resolver primero lo urgente sana en muchas direcciones a la vez, no sólo en el tema que hemos decidido constelar.

El presente tiene repercusión sobre todo lo demás. Los temas secundarios se pueden constelar más adelante. Primero constela lo que más te acucia. Así avanzarás más deprisa.

Para comprender mejor las Constelaciones, pincha en el Blog de la Asociación REMA y busca tu Taller de Introducción. En nuestros vas a entender muy bien cómo funcionan las Constelaciones y vas a poder empezar a constelar.