Mindfulness me puede ayudar

Los cursos de Mindfulnes son un medio excelente para conocernos en profundidad y para comprender mejor el funcionamiento de nuestra mente.

También para tomar el control de las emociones y, por supuesto, para relajarnos de forma natural.

En la Escuela Reikiterapias dispones de Cursos de Mindfulness de 8 semanas para avanzar de forma progresiva. También tienes Cursos de Mindfulness Intensivos, si prefieres recibir el entrenamiento de forma concentrada.

¿Qué aporta el Mindfulness?

En un primer momento el Mindfulness aporta un entrenamiento que induce la relajación.

Pero Mindfulnes es mucho más que eso: nos enseña una nueva filosofía de vida. Con más tolerancia y menos estrés.

El Mindfulness nos invita a convertirnos en observadores conscientes y a mantener una Mente Plena, centrada en el aquí y ahora.

Entendernos con las emociones

Todos afrontamos situaciones difíciles en la vida. Aunque a veces el dolor sea inevitable, el sufrimiento sí se puede evitar.

Sufrir significa entrar en un bucle emocional y perder nuestro gobierno interior. Con Mindfulness aprendemos a resolver los bucles de sufrimiento, a superarlos y a recuperar el gobierno interior.

El proceso de aprendizaje con Mindfulness se basa en:

  • Entendernos con nuestras emociones y sensaciones desde la madurez.
  • Prestar atención a nuestros pensamientos y observarlos desde una nueva perspectiva.

Superar los bucles del sufrimiento

A veces la mente se empeña en recuperar un recuerdo doloroso. Nos viene a la cabeza ese pensamiento una y otra vez. Este es el principio del bucle del sufrimiento: un dolor que se revive de forma constante.

Con Mindfulness aprendes a observar los pensamientos y te conviertes en cazador de emociones. Comprendes que parar esos pensamientos dolorosos es esencial para sentirte mejor.

El entrenamiento Mindfulness te capacita para que puedas lograrlo. Esto te empodera, porque por fin entiendes que tu felicidad sólo depende de ti.

Resistencias a sanar

Todos tenemos resistencias a sanar. Por eso, al principio es difícil aceptar que estamos enganchados a una emoción. Pero cuando aprendemos a observar los pensamientos, tomamos conciencia de esos enganches y podemos empezar a pararlos.

Según avanzamos con la técnica de Mindfulness, el impacto de esos pensamientos y emociones se va reduciendo en nuestra vida. Recuperamos el control. Comprendemos y asumimos que, en buena parte, disfrutar o no de nuestra felicidad es sólo responsabilidad nuestra.