Reiki, para qué sirve

El Reiki sirve para sentirnos mejor, con más equilibrio. Para tener más paz interna y para ganar en calidad de vida. También nos ayuda a liberar emociones reprimidas cuando es necesario y sobre todo, tiene un efecto relajante. A veces profundamente relajante.

Curiosamente, cuanto más Reiki practicas, más calma se instala en tí. Esto se debe a que tiene un efecto acumulativo. Y es una calma que permanece y que crece cada día, si tienes hábito de usar el Reiki.

En los momentos difíciles, cuando no hay palabras que puedan tranquilizarnos -cuando fallece un ser querido, cuando perdemos a alguien a quien queremos mucho- el Reiki es consuelo. Y es un consuelo intenso, auténtico, que te ayuda a trascender lo que estás viviendo.

De la mano del Reiki comprendemos que todo lo que nos ocurre tiene que ver con nuestro camino de aprendizaje.

¿Qué trayectoria tiene el Reiki en el mundo?

El Reiki es un método de sanación natural con orígenes orientales. Desde hace años vive un auge creciente en España y en todo el mundo. Su popularidad ha crecido y sigue creciendo sin parar. Cada vez más países incluyen servicios de voluntariado Reiki en sus hospitales.

El Reiki, ¿qué utilidades tiene?

Todos necesitamos encontrar un apoyo emocional que nos ayude a sobrellevar las dificultades cotidianas. Para algunas personas puede ser la meditación, para otras la espiritualidad o incluso el deporte… Cualquier método es excelente si nos sirve para coger fuerzas y salir adelante en los momentos difíciles.

El Reiki cumple a la perfección este papel de apoyo. Mejora nuestra salud, alivia dolores y constituye un verdadero soporte emocional a lo largo de la vida.

¿Cómo actúa el Reiki?

El Reiki equilibra nuestro sistema nervioso. Cuando nos enfrentamos a una situación complicada y dolorosa, cuando las palabras no aportan nada y ningún psicólogo puede decirnos algo que resulte consolador, el Reiki nos da consuelo inmediato y si nos hace falta, nos ayuda a liberar emociones reprimidas que nos están haciendo daño. Si necesitamos llorar, nos ayudará a llorar. Si necesitamos recuperar la estabilidad, nos dará estabilidad. El Reiki se adapta exactamente a lo que la persona necesita.

Por ultimo, la gran ventaja del Reiki frente a otras disciplinas es que el practicante puede usarlo para sí mismo durante toda la vida. Después de un curso de Reiki 1 ya nunca más necesitarás un terapeuta de Reiki. Te podrás dar Reiki a ti mismo cuando quieras y cuantas veces quieras. El Reiki es para toda la vida.