Sesiones Reiki Madrid

Mejora tu equilibrio de forma saludable

Sesiones Reiki Escuela Reikiterapias

Para tu sesión puedes elegir a cualquiera de estos dos terapeutas

  Esther Ponce

Maestra y Terapeuta de Reiki.

Terapeuta de Reiki de la Red de Terapeutas REMA. Ficha Asociación REMA

  Paco Ferreiro

Maestro y Terapeuta de Reiki. Empezó su andadura con Reiki en 2003. Colabora con la escuela en distintas áreas.

Terapeuta de Reiki de la Red de Terapeutas REMA. Ficha Asociación REMA

En qué consiste una sesión de Reiki

  ¿Cómo es una sesión de Reiki?

Durante la sesión permaneces en la camilla, vestido y sin zapatos.

Al entrar escucho tus necesidades y ajusto el tratamiento.

En la camilla, trabajo llevando la energía Reiki con mis manos a las zonas de tu cuerpo que más lo necesitan.

Al final de la sesión te comento lo que me parece conveniente en tu caso.

  ¿Qué ocurre después?

Después de un tratamiento Reiki, el paciente:

  • Se siente equilibrado, relajado.
  • Más tranquilo y estable.
  • Con frecuencia duerme mejor.
  • En ocasiones algunos pacientes liberan emociones reprimidas.
  • Algunas veces se inicia un periodo de depuración: el cuerpo del paciente empieza a liberar toxinas de forma natural (la persona tiene más sed, suda un poco más…). Cuando así ocurre, consideramos que el tratamiento está dando muy buen resultado.
  • El efecto del Reiki dura varios días (no sólo el día del tratamiento).
  • Los resultados son acumulativos: cada sesión de Reiki mejora un poco más el estado de salud del paciente.

  ¿Qué se siente?

Algunos pacientes experimentan emociones y sienten la energía Reiki fluir por su organismo. 

En muchas ocasiones se liberan bloqueos y emociones que estaban haciendo daño.

A veces no se siente nada en especial durante la sesión, pero la energía actúa siempre de forma beneficiosa tanto si la sentimos como si no. Lo importante son los efectos que se manifiestan después del tratamiento.

  La actitud del paciente

Durante la sesión el paciente no tiene que hacer nada más que tumbarse y dejar que actúe el terapeuta. Puede pensar en lo que quiera o incluso dormirse.

No hace falta que se concentre o medite durante el tratamiento. Ni que deje la mente en blanco ni que haga un esfuerzo por relajarse: si no sabe relajarse no importa. En general la relajación se va manifestando por sí misma durante la sesión, precisamente por el efecto del Reiki.

  ¿Cuántas sesiones?

Si necesitamos recuperar el tono y vigor natural en un momento difícil, probablemente sólo necesitaremos una o dos sesiones de Reiki.

Para el insomnio, depresión o ansiedad suele dar buen resultado recibir  tres o cuatro sesiones. Estas sesiones pueden distribuirse de forma semanal (una sesión por semana) o en tratamiento de choque (las cuatro sesiones en días seguidos).

En enfermedades crónicas o severas o con tratamiento de quimioterapia recomiendo tratamientos prolongados. En estos casos generalmente es apropiado una sesión semanal o, a veces, dos. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cursos Reiki Madrid - Escuela Reikiterapias

Pedir información y apuntarme