Qué hacer después de Constelar es la primera gran pregunta que nos hacemos después de vivir un ejercicio de sanación de este tipo.

A continuación explicamos cuales son las recomendaciones principales.

No contar lo que has vivido

Es mejor que no cuentes mucho cómo ha sido tu experiencia. Puedes comentarlo con alguien de forma sencilla, sin entrar en detalles. Pero, en general, nos llega mejor el efecto sanador de la constelación si no se comparte lo vivido.

Constelar constituye una experiencia íntima y se pierde la fuerza del movimiento si se lo contamos a otras personas.

Recordar sólo lo que nos quede

Si después de constelar te olvidas de lo que ha sucedido, no importa. No es necesario hacer un esfuerzo por recordar lo que hemos vivido.

Al contrario, conviene dejar que la mente decida libremente con qué se queda y con qué no. Y dejar que todo fluya normalmente.

De esta manera la sanación se asienta en nuestro insconsciente y va haciendo efecto de forma progresiva.

Repetirnos alguna frase

Si durante la constelación que hiciste has sentido que alguna frase te ha dado fuerza, puedes repetírtela durante algún tiempo. Pero sin convertirlo en un ritual.

Cuando la frase ya no te aporte nada déjala ir. No insistas en repetirla. Sólo mantenla contigo un tiempo breve. Recuerda que la frase pertenece al pasado de tu constelación y tú ya no estás en ese pasado. Vive tu nuevo presente.

No tomar decisiones precipitadas

Tal vez la constelación abra en tu corazón nuevos puntos de vista de pronto, pero no dejes que esas imágenes invadan tu realidad. Espera a que los cambios sucedan por sí mismos. No es necesario forzar nada.

No tomes decisiones precipitadas, cada cosa llega en su momento y ese momento es el mejor en el que podían llegar.

Esther Ponce es facilitadora, maestra de Reiki y directora de la Escuela Reikiterapias. 

WhatsApp chat
UA-134127158-1