Seleccionar página

Dar Reiki a los animales es muy sencillo.

Bastan unos pocos minutos para verlos más tranquilos.

Si eres reikista y tienes mascotas, nuestro artículo te puede interesar.

Dar Reiki a los animales les ayuda a equilibrarse

El Reiki ayuda al equilibrio energético en todos los seres vivos. Si tenemos alguna mascota, darles Reiki les ayudará a que alcancen un mayor equilibrio.

En general, a los animales se les nota mucho el Reiki que han recibido. Con frecuencia después de una sesión, se les ve más tranquilos y estables.

Si tienen buena salud, después de darles Reiki les vemos más contentos, más estimulados. Y cuando están enfermos, el Reiki les ayuda a sobrellevar el dolor de forma natural y a alcanzar un mayor nivel de bienestar.

Cuando la recuperación del animal es posible, el Reiki les ayuda a mejorar más deprisa. Y cuando están muy malitos, el Reiki actúa de forma paliativa, aliviando los síntomas.

Cuánto Reiki darle a una mascota

Con Reiki no hay límites de tiempo. Nunca nos va a hacer daño recibir demasiado reiki porque el Reiki nunca es demasiado. Siempre hace bien. No es posible llevarse una sobredosis de Reiki, pues no es un medicamento y ni siquiera tiene contraindicaciones. Cuanto más usemos el Reiki, más crece nuestra aura y más se purifica nuestro sistema nervioso. Entonces, con Reiki no hay tope.

Con los animales ocurre exactamente igual. Podemos darles todo el Reiki que ellos deseen y que nosotros estemos dispuestos a ofrecerles.

Tampoco hay un mínimo. Cualquier cantidad de Reiki que le des a tu mascota le vendrá bien.

La cantidad de Reiki debería depender del tamaño del animal y de su estado de salud. Si se trata de un animal enfermo y voluminoso, le puede venir bien recibir una hora de Reiki el primer día. Después puedes darle sólo media hora diaria hasta su recuperación.

En el caso de animales enfermos pero más pequeños, puedes ofrecer tres cuartos de hora en la primera sesión y después sólo veinte minutos cada día.

Si el animal está sano, guíate por el sentido común y actúa según lo que os apetezca a los dos. Por ejemplo, prueba a darle diez o quince minutos de Reiki y observa los resultados: ¿está más tranquilo? ¿Parece más equilibrado y contento? Adapta el horario de sesiones a las observaciones que vayas haciendo.

Cómo darles Reiki

A los perros suele ser muy fácil darles Reiki porque se dejan tocar fácilmente. Con ellos pon tus manos donde el perro te deje. No hace falta que sigas ningún protocolo. Sólo abre sesión de Reiki como te enseñaron en el Curso de Nivel 1 de Reiki y coloca tus manos donde el animal te deje.

A los gatos también se les puede dar Reiki y el procedimiento es el mismo. Con ellos la experiencia es muy gratificante porque suelen ronronear mientras les das Reiki.

En el caso de los pajaritos, podemos intentar coger al animal en nuestras manos. Si está tranquilo y quieto, esta es la mejor forma de darle Reiki. En caso de que no se deje coger, meteremos nuestras manos en la jaula y le daremos Reiki sin tocarlo, desde el aura, para que no se asuste.

Autora: Esther Ponce, maestra de Reiki, facilitadora. Directora de la Escuela Reikiterapias, Madrid.

WhatsApp chat
UA-134127158-1