Seleccionar página

El Mandala de Cuarzos es una técnica para trabajar con Reiki. Se aprende en los cursos de Reiki 3

A continuación te explicamos cómo se construye.

Para qué sirve el Mandala de Cuarzos

Sirve para enviar Reiki a distancia de una forma avanzada. El resultado es muy potente y eficaz.

Construir un Mandala de Cuarzos da apoyo a nuestros proyectos personales. También nos empodera en el plano emocional para resolver con mayor eficacia los asuntos que nos preocupan.

En este caso los cuarzos se usan como potenciadores de la energía Reiki.

Material para el Mandala

Lo primero que necesitamos es una caja grande, pero poco fondo. Servirá para guardar nuestro Mandala, una vez esté montado y cargado con energía Reiki. La razón por la que usamos una caja es para proteger el Mandala. No es conveniente que nadie toque los cuarzos ni los mueva porque se pueden desprogramar, por eso guardamos el Mandala dentro de la caja.

Para construir el Mandala de Cuarzos vamos a necesitar también un dibujo con formas sagradas que sirva para darle soporte. En este sentido, en Reiki Usui Tibetano es tradicional utilizar el Antahkarana Masculino. Ese símbolo sagrado lo pondremos en el fondo de la caja y sobre él vamos a trabajar.

Por supuesto inevitablemente vas a necesitar una colección de cuarzos. Uno de ellos deberá ser un cuarzo maestro. Normalmente este cuarzo maestro es el más grande del Mandala y va a cumplir una función especial.

Además tienes que buscar otro cuarzo de buen tamaño para sujetar las peticiones en el centro del Mandala. En general recomiendo que para esta función se elija un cuarzo con forma de bola o de pirámide.

Por último, también hay que incorporar al Mandala algunos cuarzos pequeños con punta. Como usamos el Antahkharana Masculino para dar soporte a nuestro Mandala, tendremos que usar seis cuarzos de este tipo.

Primeros pasos con el Mandala de Cuarzos

Primero abrimos sesión usando los símbolos, tal y como nos han enseñado en el curso de Reiki 3.

A continuación, en el fondo de la caja colocamos el símbolo sagrado. En el centro del Antahkarana colocamos nuestras peticiones, escritas en distintos papeles. También podemos poner nuestra propia foto encima de ellas. En caso de usar el Mandala para enviar energía a otras personas podemos añadir sus fotografías al montón central igualmente.

Empezamos con los cuarzos

Sobre ese montón colocaremos el cuarzo pirámide o bola, previamente cargado con energía Reiki.

Los demás cuarzos pequeños deben colocarse en las distintas aristas del Antahkarana. Es importante que también los carguemos antes. Al situarlos dentro del Mandala, todas las puntas de estos cuarzos pequeños deben estar orientadas hacia el centro. Es decir, apuntando hacia las peticiones.

Por último, cargaremos el cuarzo maestro durante un largo rato. Su carga de Reiki debe ser superior a la de los demás cuarzos porque actuará como recarga energética para el mantenimiento del Mandala. 

Programación del Mandala

Para finalizar, usaremos el cuarzo maestro para programar nuestro Mandala. Levantándolo por encima, recitamos una frase sanadora mientras lo movemos en distintas direcciones sobre los demás cuarzos. 

Acabamos colocando el cuarzo maestro fuera del Antahkarana, apuntando al conjunto.

Al terminar, energizamos todo el trabajo con nuestras manos y cerramos sesión de Reiki

Autora: Esther Ponce, maestra de Reiki, facilitadora. Escuela Reikiterapias, Madrid.

 

WhatsApp chat
UA-134127158-1